lunes, 10 de enero de 2011

La serie de Saint-Germain, de Chelsea Quinn Yarbro

Anónima preguntó:

Y a todo esto, ¿qué tal fueron las ventas de Hôtel Transylvania? Soy una de esas lectoras a las que les encantaría que siguiérais publicando a Saint-Germain aunque, considerando que tiene veintitrés títulos, ¿sería precipitado pensar que no os compensa?

Anónimo se sumó:
Yo también sigo con pasión Hôtel Transylvania. Deduzco por lo que dices que sus ventas no fueron buenas, ¿verdad? Pues es una magnífica novela, esta señora escribe muy bien, de hecho no entiendo cómo no se vende más. No creo que sea un libro tan arriesgado como los de Kushner o La hija del dragón de hierro. Lo digo porque me parece que Chelsea escribe de una forma bastante clásica, ¿no?, y debería gustar más.

Estoy de acuerdo en que Hôtel Transylvania es una estupenda novela, y me encantaría poder publicar al menos algunas de sus continuaciones (de las que hablé aquí). Sin embargo, por mucho que quienes hemos leído este libro seamos conscientes de sus cualidades literarias y comerciales, el mercado ha hablado: las ventas han sido insuficientes para justificar la publicación de nuevas entregas de la serie.

Consolémonos pensando que por lo menos las obras de esta serie son autoconclusivas, y el placer de leer el primer libro no se lo quita nadie a los lectores que se acercaron a él. Sí, da rabia pensar que en otro universo habríamos podido tener publicados ya a estas alturas dos o tres títulos de Saint-Germain; pero en éste, lamentablemente, han pasado engrosar la fantasmagórica biblioteca de los libros que nunca fueron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada